Se acercan las fiestas de Navidad y vemos como todo se ilumina. Es el momento de que en casa montemos un belén que alucinará a los pequeños, un árbol con sus espumillones, bolas de diferentes formas y tamaños, con su estrella brillante en lo más alto, y como no, iluminado con unas guirnaldas de luces parpadeantes. Puede que si nos animamos, también pongamos adornos y luces en la fachada o en los balcones que siempre quedan genial.

En esta época nos encanta decorar toda la casa con luces de Navidad, pero siempre es bueno seguir algunos consejos de seguridad que nos ayuden a evitar un fortuito incendio o electrocución.


Elige las luces de Navidad más adecuadas

Luces para adornar el árbol, la casa o el balcón las hay de mil colores, formas y tamaños, pero hay que tener mucho cuidado a la hora de elegir cuál es la más adecuada y sobre todo tener en cuenta que cumpla con las características técnicas vigentes.

Cada año las agencias de defensa de los consumidores advierten encarecidamente que se invade el mercado de artículos de navidad que están muy lejos de cumplir la normativa vigente, incluso un precio elevado de las luces de navidad no garantiza una seguridad adecuada. Lo más recomendable es adquirirlos en establecimientos de confianza y comprobar que tienen etiquetado completo y en castellano, y asegurarse que tienen el marcado CE en el envase para una mayor confianza.

luces-de-navidad-seguridad-2


Luces de Navidad para exteriores

Si queremos colocar luces en el exterior, no sirve cualquier juego de luces, piensa que algo que lleva cables eléctricos y va enchufado no puede estar a la intemperie así como así. Si queremos tener la fiesta en paz y evitar sustos peligrosos hemos de elegir unas luces de Navidad especialmente diseñadas para el exterior.

La mejor opción tanto para exterior como para interior es utilizar luces LED. En un principio puede que sean un poco más caras pero las amortizaremos con el uso ya que duran veinte veces más que las normales, son mucho más eficaces, consumen menos, son mucho más seguras ante los accidentes y ayudan a cuidar el medio ambiente.

Si vamos a colocar las luces del año anterior, hay que revisarlas en busca de roturas en los cables o enchufes, para evitar que el agua se pueda colar y tengamos un problema grave con la instalación que pueda derivar en una situación peligrosa.

luces-de-navidad-seguridad-7


 Cuidado con los enchufes

Es muy habitual que cuando vamos a colocar las luces de navidad busquemos el enchufe más cercano y esté ya ocupado con otras cosas, así que colocamos un derivador (un ladrón) y enchufamos también el árbol, las luces de exterior, la consola de los niños, una estufa para caldear un poco y.. ¡se ha quemado el enchufe! Cuidado con enchufar muchas cosas en un mismo enchufe, puede que no aguante la tensión de todos los aparatos.

Si actuamos al aire libre, cada cable o alargo que utilicemos tiene que ser para exterior. No aproveches cables inadecuados con la excusa de que la instalación es para poco tiempo porque puedes arrepentirte.

Todas las instalaciones que montemos en el exterior tenemos que conectarlas a un enchufe con toma tierra y para mayor seguridad, si la instalación es importante, podemos colocar un interruptor automático.


Precauciones que no debes olvidar

- Fija bien las luces de navidad para que no caigan del árbol o donde las hayas puesto. Si las colocas en el exterior has de anclarlas contra muros y techos firmemente. ¡Cuidado! Nunca claves ni atornilles a través de los cables.

- Mantén todos los cables y derivaciones extensibles alejados de la nieve y el agua estancada.

-No coloques más de tres juegos de luces en un mismo enchufe y asegúrate de que, si usas uno extensible, cumpla los requisitos que necesitas para dicho uso.

- Si colocas luces en árboles o estructuras del jardín o balcón asegúralas bien del daño que pueda hacer el viento. Las bridas de plástico son una buena solución para fijarlas bien.

- Apaga todas las luces navideñas cuando vayas a dormir o salgas de casa. Podría haber un cortocircuito y producirse un incendio. No te lo pienses, apágalas, no importa que solos tengas un pequeño adorno iluminado. Es importante que solo lo enciendas cuando estás en casa y puedas acudir a cualquier eventualidad, no solo ahorrarás dinero, también evitarás la posible visita de los bomberos.

- Cuando acabe la temporada navideña retira las luces y guirnaldas y guardarlas con cuidado para el año siguiente. Las del exterior también. ¡No recibas a la primavera con las luces de Navidad puestas!

luces-de-navidad-seguridad-5

Y estas son todas las precauciones que os queríamos recordar para que este año tengamos la fiesta en paz. Y mucha suerte con los adornos, esperemos que tu casa sea la más bonita del barrio, eso si, ¡si logras desenredar las luces del año anterior!