Pronto llegará la primavera, una época perfecta para pintar la casa. Las paredes piden a gritos una manita de pintura, pero puede que en estos tiempos que corren, para muchos no sea el momento oportuno para contratar pintores profesionales en casa, por lo que tendremos que encargarnos de esta tarea nosotros mismos.

Por eso en este post te contamos cómo pintar una habitación o cualquier estancia de tu casa, así como consejos y utensilios necesarios para pintar paredes y techos de forma correcta y fácil, sin necesidad de liar un gran jaleo en casa.

como-pintar-una-paredEs muy posible que todos hayamos pintado alguna vez, hecho que no garantiza que lo hiciésemos con un acabado perfecto, ni siquiera el acabado que esperábamos antes de empezar. Pintar bien tiene sus dificultades, se necesita un poco de habilidad, mucha paciencia y una buena planificación, algo que puede ayudarnos. Yo, en base a la experiencia, os voy a dar algunas nociones, consejos o trucos que seguro que os pueden ayudar a hacer un buen trabajo, y si no, os ayudarán a elegir un buen profesional que desarrolle bien el trabajo que le pidáis.

Puntualicemos una cosa, si estáis pensando en pintar las paredes, os animamos a seguir adelante, pero si pensabais en barnizar, lacar o aplicar ciertas pinturas especiales, salvo que tengáis cierta experiencia contrastada, mejor que llaméis a unos buenos profesionales para el trabajo.

A todos aquellos que han dado el paso adelante y se han decidido a pintar, os doy la enhorabuena, porque ante todo os vais a ahorrar un buen pellizco en mano de obra, que es muy bueno para la economía del hogar. Vais a conseguir una gran satisfacción por haberlo hecho vosotros mismos. Además se puede programar el trabajo para hacerlo en el tiempo libre, poco a poco, pero sin parar, que tu familia no acabe aborreciendo tu hazaña pintora. Con un poco de paciencia, dedicación y disfrutando del trabajo, podréis conseguir un resultado profesional.

 

Elige bien la pintura con la que pintar tu casa

Si nos damos una vuelta por cualquier almacén de pinturas o por una ferretería generalista, podemos abrumarnos por la gran cantidad de pinturas que hay. Cada una tiene aplicaciones específicas y hemos de elegir en función de la superficie que queremos pintar (madera, metal, muros, plásticos…) y los resultados y acabados que deseemos obtener, (brillo, textura, color…).

Entre este extenso surtido, nos vamos a centrar en las pinturas que necesitamos en este momento para pintar las paredes y techos de casa. En otro momento nos extenderemos en explicar las cualidades y el uso del resto. Otra cosa que vamos tratar en otro momento mucho más extensamente, va a ser cómo pintar con pintura de color, aunque la pintura es la misma, el proceso y el resultado del acabado varía notablemente.

Hand painting a white wall with a paint roller; Shutterstock ID 138234908; PO: aol; Job: production; Client: drone


Tipos de pinturas de interior

Pintura plástica (pintura al agua): Es la más común para pintar paredes interiores y exteriores. Está fabricada con resinas sintéticas y su disolvente es agua. Esta pintura es inodora y seca rápido, aparte de poder ser lavada fácilmente con agua. La pintura plástica viene en diferentes acabados y puede ser usada en casi todos los tipos de paredes, techos y muros de las casas. La pintura plástica podemos encontrarla en dos acabados esenciales: satinada o mate.

  • Pintura plástica satinada: La pintura satinada se define principalmente por tener un acabado entre brillante y opaco, una característica que, bien aprovechada, puede darle un toque especial a cualquier pared. Mejora en gran medida el aspecto de las paredes con un acabado muy refinado, generando una estética muy agradable a la vista y al tacto. Refleja más la luz que la pintura con acabado mate, lo que favorece la iluminación natural. Entre los inconvenientes, resaltamos que este tipo de acabado hace que se resalten mucho las imperfecciones, por lo que la superficie debe estar muy bien preparada antes de pintarse. Otro de los factores a resaltar es que su precio es mucho mayor y que su uso generalizado en viviendas pequeñas, puede resultar cargante por sus brillos.
  • Pintura plástica mate: Esta pintura es más sencilla de aplicar y disimula mejor las irregularidades en las paredes. Una buena pintura mate resistirá lo mismo que una satinada y será igualmente lavable, por lo que es la más recomendable para pintar en casi toda la casa. Podemos pintar cocina o baños con pintura satinada o pintura vinílica especial, que resistirá mejor los vapores y humedades que se producen en ellas.

Te recomiendo buscar una pintura mate con una buena cubrición, que se adhiera en todo tipo de superficies de construcción, que tenga una cómoda aplicación para acabados lisos, si puede ser, con aditivos que impidan el goteo y las salpicaduras del rodillo, sin olor y con un secado rápido.


El consejos del manitas

Recuerda que lo barato a veces sale caro y te aseguro que muchas de las súper ofertas un pintura son un timo; pinturas con muy poca resina, mucha agua y poca cubrición y duración, puede arruinaros el trabajo y si queréis que la pared quede un poco decente, tendréis que dar varias manos, por lo que gastaréis más pintura.


Pinturas específicas

Vamos a relacionar y explicar algunas pinturas que por sus características son apropiadas para aplicarlas en casos o sitios específicos de la casa.

  • Pintura para cocinas y baños.

Las cocinas y baños son lapintura-bruguer-cocinass habitaciones más expuestas a la humedad de toda la casa por lo que es fácil la formación de condensaciones de humedad, formación de moho y con el tiempo la formación de un cerco negro o el desprendimiento de la pintura. Existen pinturas plásticas mates específicas para la protección de paredes y techos en cocinas y baños que contienen aditivos específicos indicados principalmente a la impermeabilización de la pintura, la resistencia a la grasa y la formación y proliferación de moho.

Suele utilizarse muchas veces pintura satinada o mezcla de pintura mate con látex ya que son pinturas muy lavables y soportan bien detergentes y productos abrasivos, a la vez que son de menor adherencia para la suciedad. Se recomienda, que cuando pintemos estas zonas, lavemos bien la pared con desengrasante y lijemos para eliminar todo residuo posible para que la nueva pintura se adhiera perfectamente generando una capa compacta y hermética en lo posible.

  • Pinturas para exterior.

Hemos de saber, aún que estamos hablando de pintar interiores, que si queremos pintar al exterior, incluso una terraza u otro habitáculo abierto al exterior, debemos usar pintura específica para exteriores. Este tipo de pintura es impermeable al agua de lluvia pero es transpirable para la correcta aireación de la fachada, además de ser antimoho y de gran cubrición.

  • Pinturas hipoalergenicas.

Por si a alguien le pueda interesar existen pinturas sin olor para personas con problemas respiratorios y pinturas hipoalergenicas apropiadas para estos casos.

A veces podemos plantearnos en cuartos de niños pintar zócalos de 1,20 m. con pinturas de mucha calidad, muy lavables ya que sus paredes sufren muchas más agresiones con sus juegos.

  • Pintura efecto pizarra.

También es muy frecuente ahora pintar con pintura pizarra, una pintura sobre la que podrán dibujar y pintar con tizas y que luego podemos limpiar sin problemas.

Si tenemos que pintar un garaje, hagámoslo como si fuese la cocina, también se producen humos y grasas, además es recomendable pintar en un tono gris que matizará las manchas que puedan producirse y así durará más tiempo en buen estado.


Cómo comprar pintura online

Internet se ha transformado en un medio importante para realizar todo tipo de compras, y algunos de los productos que actualmente se pueden adquirir de forma sencilla a través de la web son las pinturas.

Te ofrecemos en nuestra tienda online un extenso surtido de pinturas para todas las necesidades que te puedan surgir, así como todos los materiales y equipos que puedas necesitar para pintar cualquier cosa.

En nuestra tienda online podrás encontrar información de los productos y si tienes dudas puedes ponerte en contacto con nosotros que estaremos encantados de asesorarte, tanto sobre el trabajo que quieres realizar, como sobre cómo realizarlo así como sobre cualquiera de los productos o herramientas que necesites.

Recuerda que a partir de 50€, el transporte es gratis, por lo que si vas a pintar tu casa y agrupas toda la compra puedes conseguir unas condiciones muy interesantes.

Como distribuidores de las pinturas Bruguer te recomendamos que eches una ojeada a la aplicación Bruguer Visualizer.

Esta aplicación te permite pintar las paredes y ver los resultados en tiempo real, visualizando los colores, antes de aplicar una sola gota de pintura. Usando la tcnología de la realidad aumentada, la aplicación te da al instante una impresión realista de cómo tu habitación podría quedar. Ahora elegir los colores de pintura es muy fácil y sin riesgos. Además puedes verlo desde tu móvil o tablet descargandote la aplicación Bruguer Visualizer de forma totalmente gratuita. ¡Pruébalo, te va a encantar!

BRUGUER-visualizer


Cómo calcular la pintura que necesito para pintar una habitación

Calcular la pintura exacta que necesitamos es muy complicado, pero podemos hacernos una aproximación muy cercana a la realidad para evitar restos de pintura que probablemente no volvamos a necesitar en mucho tiempo o por el contrario, que nos quedemos cortos, y sobre todo si estamos pintando con colores, tengamos que volver a repintar todo por no poder conseguir el mismo color en ese momento.

Para calcular la pintura lo esencial a tener en cuenta es la superficie de las paredes, pero no podemos dejar pasar factores como el tipo de pared, si es muy absorbente o no o las manos que vamos a aplicar.

pintar-la-casaTeniendo en cuenta lo anterior, vamos a considerar dos factores fundamentales para calcular la pintura: El rendimiento aproximado que cubrimos con un litro de la pintura, y que nos lo proporciona el fabricante en el envase, y los metros cuadrados que hemos de cubrir con esa pintura, esto teniendo en cuenta la porosidad y los factores especiales que puedan alterar el rendimiento, así como las manos de pintura que pensamos dar.

En internet tienes varias tablas para calcular la superficie a pintar, pero por si acaso no tienes acceso y te lías un poco te damos unos truquillos para que la calcules fácilmente.

Imaginemos que queremos pintar una habitación por ejemplo. Medimos primero el perímetro de la habitación: 5 + 3 + 5 + 3 = 16 metros. Luego multiplicamos esta cantidad por el alto hasta el techo: 16 X 2,60 = 41,60 metros cuadrados. Descontamos la superficie de puertas y ventanas (largo x ancho): 1,70 x 1,40 = 2,38 y 0,70 x 2,10 = 1,47 sumamos 2,38 + 1,47 =3,85. Restamos de la superficie que teníamos: 41,60 – 3,85 = 37,75 metros cuadrados.

Para acabar de calcular la pintura miramos el rendimiento en metros cuadrados que proporciona el fabricante, por ejemplo, 10 metros cuadrados por litro. Dividiremos la superficie que teníamos por los metros cuadrados / litro que rinde la pintura: 37,75: 10 = 3,75 litros de pintura por cada mano que demos, aproximadamente.

Siempre es conveniente tener un poco más para retoques y reparaciones. Recuerda que si queremos medir el techo o una sola pared, simplemente multiplicaremos el largo por el ancho y obtendremos los metros cuadrados que tiene.


Elije bien y prepara las herramientas para pintar

Vamos a preparar una lista con el material y herramientas que creo que puedes necesitar y una explicación o recomendación de cada una de ellas para que las puedas elegir de la mejor forma posible. Esto te ayudará a ver qué tienes en casa que puedes aprovechar y que es lo que tendrás que comprar antes de planificar el trabajo.


Rodillo

El rodillo es la herramienta perfecta para pintar paredes y techos, ya que nos ayuda a extender la pintura con una cobertura perfecta, optimizando su brillo y dando al acabado una apariencia uniforme.

Como consideramos que es un elemento muy importante en el resultado de nuestro trabajo, recomendamos no elegir cualquiera, sino el que se adapta mejor a las paredes que queremos pintar y a la pintura que vamos a usar.

como-pintar-con-rodilloSi la pared es rugosa elegiremos un rodillo con el pelo más largo, por ejemplo si tenemos gotelé o revoco de cemento muy rugoso, usaremos rodillo de lana mullida ya que llegará a las partes más profundas, si por el contrario la pared es lisa elegiremos un rodillo de pelo corto siempre mejor textil ya que evitará la formación de burbujas. Por regla general los rodillos que mejor se adaptan al interior con pinturas plásticas, son los de pelo corto de lana sintética o natural. Si tienes gotelé grueso, elijes uno igual pero de pelo largo.

 

El truco del manitas

Si hemos comprado un rodillo nuevo, antes de estrenarlo, unos consejos. Los rodillos nuevos desprenden hilos, fibras, pelos, impurezas… que si no hacemos nada acabarán en la pared pegados a la pintura. Para evitarlo pegamos una cinta adhesiva alrededor cubriendo todo el rodillo, por ejemplo la cinta de carrocero con la que vamos a tapar los enchufes, cuando la quitemos, las partículas se quedarán pegadas a la cinta, podemos repetirlo un par de veces. Otra cuestión a tener en cuenta es no introducir el rodillo nuevo en la pintura ya que como está nuevo, absorberá en exceso y luego chorreará toda la pared. Píntalos primero con una brocha, extiende la pintura en la rejilla de la cubeta y ya tienes el rodillo preparado para empezar a pintar.

Recuerda siempre que el rodillo no se debe presionar nunca contra la superficie, solo hay que deslizarlo por ella.

 

Alargador rodillo

Para poder llegar al techo con comodidad, para poder pintar toda la pared sin subir y bajar de la escalera continuamente o para poder pintar a una distancia de la pared necesitas un alargador para rodillo.

Este utensalargador-rodilloilio es un palo extensible, generalmente de aluminio, que nos ayuda a alcanzar las alturas con el rodillo. También permite una cómoda aplicación de la pintura en la pared manteniendo la distancia y aumentando el rendimiento. Los hay de diferentes medidas, generalmente con el de 2 metros tendrás suficiente, si la casa tiene techos muy altos, amplia la medida siempre acorde a la altura, sin pasarse.

 

Brocha o paletina

como-pintar-con-brochaPara recortar la pintura de los techos, zócalos o ventanas, necesitarás una brocha o paletina. La diferencia más fundamental entre ellas es, que la brocha es redonda y la palatina plana, y que la primera cuesta, por lo general, el doble que la segunda y para recortar pintura plástica, con una paletina de 3 ó 4 centímetros, podremos realizar el trabajo perfectamente. Lo que sí que os recomiendo es que sean de fibras naturales, como pelo de cerdo. Las sintéticas, aún que son más baratas, funcionan bastante mal y sueltan muchos pelos o dejan mucha marca.

 

El truco del manitas

Antes de utilizar una brocha o paletina tira de las cerdas para que se desprendan las que están sueltas y mete en agua la brocha un tiempo antes para que se hinchen y se suelten menos.

Notarás que la brocha deja un acabado diferente que el rodillo, por lo que para evitar esto, pinta con la brocha y luego antes de que se seque, repasa con un rodillo más pequeño disimulando las marcas de la brocha.


Espátula

Para preparar las paredes antes de pintar, una herramienta fundamental es la espátula. Nos servirá tanto para retirar pintura vieja como para dar masilla y alisar las paredes.

Las espátulas de calidad son de acero y dependiendo del uso que le vayamos a dar, elegiremos el ancho y la flexibilidad. Las flexibles son mejores para masillar. Y usaremos espátulas estrechas para restaurar maderas o retoques pequeños y podemos usar las más anchas, de hasta 15 o 20 cm., para masillar grandes superficies, en dicho caso también podemos las de plástico.

Si queremos un trabajo de calidad, tenemos que reparar grietas, agujeros e imperfecciones antes de pintar.

Pondremos en la espátula un poco de masilla y la pasamos por la pared intentando cubrir la imperfección, si esta es muy grande repetiremos hasta rellenar el nivel de la pared, dejamos secar y lijamos en forma circular para no volver a dejar desniveles.

 

Cinta de carrocero

Antes de pintar, para evitar manchar de pintura, hemos de tapar los interruptores, los marcos de puertas y ventanas, los rodapiés, el ángulo entre la pared y el techo, los radiadores… Para esta tarea vamos a utilizar una cinta de papel que se adapta muy bien a lo que vamos a tapar y que se retira fácilmente, es la llamada cinta-carrocero-pintarcinta de carrocero o de enmascarar.

En el mercado encontraremos una gran variedad de ellas, de diferentes anchos y gruesos y algunas con accesorios para ampliar la zona a tapar. Con estas cintas trabajamos cómodamente sin preocuparnos por manchar o por si nos salimos del borde que estamos pintando.
Entre las cintas que podemos encontrar, destacamos una cinta especial para zonas curvas y contornos irregulares. Es una cinta más flexible que se ajusta a las superficies tanto lisas como rugosas. Recordemos estirar bien esta cinta antes de colocarla.

Cuando trabajemos en superficies delicadas o queremos tapar papel pintado podemos elegir una cinta más fina y con menor poder de adhesión, para que al despegar la cinta, no dañemos la superficie sobre la que la hemos pegado, esta cinta también aguanta mejor los rayos UVA y las inclemencias, por lo que resulta idónea para colocarla sobre piedra o cristal, tanto en interior como en exterior. Estas cintas suelen tener colores diferentes para diferenciarse.

Te recomiendo la cinta de carrocero universal (la de color amarillo), de buena calidad, que permite proteger bordes y superficies y es apta para el tipo de pinturas que hemos mencionado.

 

El truco del manitas

Recuerda que hay que retirar la cinta antes de que la pintura esté totalmente seca para que esta no se desprenda.

 

Cubeta con escurridor

cubeta-pintura-2Para poder preparar la pintura, diluirla con agua si es necesario, y poder aplicarla cómodamente, dosificando los rodillos con la pintura necesaria, usamos cubetas. Hay cubetas de 7 a 16 litros, y generalmente tienen una rejilla escurridora para el rodillo. Estas cubetas con asa son perfectas para pintar con rodillo y alargo, tanto techos como paredes, sobre todo si estamos pintando una gran superficie y usando el mismo color.

cubeta-pinturaSi pintamos superficies pequeñas, o cambiamos frecuentemente de color, nos será muy útil una bandeja para pintura. Es un recipiente rectangular, que tiene una zona más profunda para la pintura, donde empaparemos el rodillo y otra un poco inclinada y rayada para retirar el excedente de pintura del rodillo. Estas cubetas pueden resultar muy cómodas si usamos rodillos pequeños además aprovechan mucho la pintura. Tienen fundas de usar y tirar que podrás usar si cambias mucho de color para aprovechar la misma bandeja ¡Una idea genial!


Escalera

El último utensilio que necesitamos es una escalera para llegar a las zonas altas. Sirve la que tenemos por casa. La pintura es muy sucia, por lo tanto si queremos preservarla, la podemos cubrir con papel duro y cinta, cuando acabemos seguirá estando nueva.

 

El consejo del manitas

Compra material de calidad, te durará más y te saldrá más barato.


Cómo prepararte antes de pintar una habitación

1. Reparar antes de pintar

Una de las cosas más importantes para un buen trabajo de pintura es reparar y preparar las paredes que vamos a pintar.

Para que la pintura se adhiera bien es importante que las paredes estén limpias. Con una esponja humedecida en agua tibia limpiamos de arriba abajo, luego dejaremos que seque bien antes de pintar. Si las paredes están muy sucias, con muchas rozaduras, pasamos una lija fina para que la pintura se adhiera y cubra bien las manchas.

Hay que quitar los clavos y tornillos que haya en la pared. Los huecos que no vayamos a aprovechar otra vez, los cubriremos con masilla, luego lijaremos haciendo círculos para dejarla bien nivelada. Haremos esto mismo en grietas o cualquier otra zona que veamos que no esté lisa.

Si vemos zonas donde la pintura vieja se levanta con facilidad o presenta desconchados o abolladuras, la retiraremos con una espátula y alisaremos con masilla, si la zona es muy grande y hemos puesto un grueso importante de masilla, dejamos secar bien, hasta 24 horas si hiciese falta, antes de lijar la zona. Luego limpiaremos bien el polvo y daremos una mano de pintura en esa zona como imprimación. La dejamos secar según se indique en el envase de la pintura y ya podemos pintar.

 

2. Despejar y tapar antes de pintar

Para rematar un buen trabajo, al acabar, debemos dejar todo limpio, no solo las paredes, si no los suelos, los muebles y los accesorios que haya junto a ellas. Lo primero será retirar todos los muebles y accesorios que podamos, el resto lo vamos a tapar. No dejemos nada sin cubrir aunque pensemos que no se va a manchar, seguro que nos arrepentiremos después, es muy fácil que salten gotas o que incluso nosotros mismos lo manchemos al apartarlo con las manos sucias. Los muebles o accesorios más grandes, los centraremos en la habitación y los taparemos bien con un film plástico de los que venden para estos casos, no uses papel porque es muy costoso envolver y la pintura lo traspasa, así que no merece la pena.

Lo mejor para no limpiar es no manchar, y para eso hemos de tener la paciencia y la precaución de taparlo todo.

El suelo te recomiendo que lo cubras con cartones. Los periódicos resbalan mucho o se acaban rompiendo, además no empapan y mantienen la pintura húmeda, aumentando el riesgo de ensuciar. Cuidado con cubrir con sábanas viejas o papel porque son porosos y la pintura acaba traspasando. Lo mejor es que cubras todo el suelo con cartones unidos con cinta para que no se te hagan huecos peligrosos, verás que rápido cubres todo.

Es importante disponer de trapos húmedos que nos irán muy bien para limpiar manchas o chorreones de pintura que se puedan hacer en un zócalo o en una ventana.

como-pintar-una-pared-1

3. Tapar con cinta 

El tapar todo bien nos va a evitar muchos problemas, y no solo como hemos explicado, muebles y suelos, sino interruptores, zócalos, molduras, ventanas, marcos de puertas y todo aquello que no queramos pintar. Cuesta un poco y resulta un poco tedioso, pero luego lo agradeceremos porque se pinta muy rápido y sin preocuparnos mucho por recortar.


El truco del manitas

Podemos colocar cinta días antes de pintar pero hemos de retirarla antes de que seque la pintura porque nos arriesgamos a que se desconche al quitar la cinta, mejor que la quitemos con mucho cuidado de no manchar, justo cuando acabemos de pintar.


4. Elegir el tiempo para pintar

Aunque no lo creamos, la humedad, la temperatura y el viento influyen en el resultado de nuestro trabajo, así que vamos a repasar algunos factores que influirán en la adherencia o el acabado de la pintura.

No hay que pintar cuando el sol calienta mucho y se refleja directamente en la pared. Cuanto más cerca estemos del verano las paredes más se calientan y dificultan la adherencia de la pintura, el agua se evapora muy rápido y la pintura se seca tan rápido que no penetra en la superficie produciendo burbujas que se desprenden fácilmente. En pinturas al agua es habitual también que la pintura se resquebraje con facilidad, por lo que mejor pintaremos a la sombra.

Si hay mucha humedad en el ambiente, el agua se condensa en la superficie humedeciéndola y dificultando la adherencia, sobre todo si pintamos con pinturas con disolventes. Así que si se aproxima lluvia, mejor lo dejamos para cuando despeje.

Cuando pintamos es importante que ventilemos bien, ayuda a que se seque la pintura y evitamos la acumulación de olores. Por eso es importante que tengamos en cuenta que, si hace mucho viento, las partículas de polvo ensuciarán la superficie dándole un acabado rugoso, esto se produce, sobre todo, si estamos pintando carpinterías o superficies que tardan en secar.

Es importante también una buena iluminación, por lo que aprovecharemos los momentos más luminosos del día para aplicar la pintura, sobretodo si pintamos con colores, los apreciaremos mejor. Si las circunstancias no te lo permiten, usa una buena luz artificial de refuerzo para iluminar bien y pintar mejor.

pintura-para-paredes


Cómo aplicar la pintura en paredes y techos

Propongo que se sigamos un orden para pintar una habitación o estancia. Si hemos de pintar el zócalo, será lo primero que pintemos, cuando esté completamente seco, podemos taparlo con la cinta y pasaremos a pintar el techo, por último pintamos las paredes, de arriba abajo, a poder ser, sin parar en el medio, evitando solapes o goteos que ensucien lo pintado.

Lo primero será recortar las esquinas con una brocha porque el rodillo no llega a estos rincones, después de la brocha repasaremos con un rodillo pequeño para evitar marcas.

Seguimos con el rodillo grande. Te voy a explicar cómo pintar con rodillo porque tiene su truco. Una vez mojado de pintura en la cubeta y escurrido en la rejilla, empezamos distribuyendo la pintura desde la esquina inferior subiendo hasta cerca del techo, haremos estas primeras pasadas ejerciendo un poco de presión. Luego empezamos a pintar de arriba a abajo esparciendo bien la pintura, no nos preocupemos demasiado ahora por las marcas del rodillo.

Volvemos a mojar el rodillo, siempre usando después la rejilla, y seguimos con la siguiente zona haciendo lo mismo. Mantendremos siempre la esquina de continuidad húmeda para que no se noten las marcas de pintura. Una vez cubierta una zona, damos otra pasada a todo el área que acabamos de pintar, sin cargar el rodillo, para que se mezcle bien la pintura, simplemente pasa el rodillo de arriba abajo ejerciendo poca presión, deberás hacerlo tantas veces como sea necesario hasta que quede perfecto pero sin pasarte para no quitar la pintura que se haya aplicado.

Cuando lleguemos a la orilla de la pared, tendremos cuidado de no manchar la pared adyacente para evitar marcas después. Si se acumula pintura cerca del techo la suavizaremos subidos a la escalera con trazos horizontales sin cargar de pintura el rodillo. Recordemos que cuando usemos la brocha, pasaremos el rodillo después para evitar las marcas diferentes que deja la brocha.

No apliques demasiada presión al rodillo, mantén el rodillo con la suficiente pintura y ejerce la presión justa para esparcirla, si presionamos mucho solo conseguiremos que se corra la pintura. Para repasar, recuerda que solo tenemos que deslizar el rodillo, si presionamos saldrá pintura y dejaremos marcas.

Las capas de pintura tienen que ser delgadas, si por querer acabar rápido usamos mucha pintura, seguramente, al secar, saldrán burbujas y el acabado será rugoso y áspero. Es muy importante aplicar la pintura adecuada, si no, esta pierde su textura y el resultado desmerece.

Para conseguir un acabado muy liso, como mínimo vamos a aplicar dos capas. Entre cada capa pasaremos una esponja de grano fino sin apretar demasiado, limpiando el polvo de la pared y aspirando el suelo cada vez.

Si cuando empecemos a aplicar la pintura notamos que no se agarra bien, y que se produce un efecto resbaladizo seguramente será que no hemos preparado bien la pared y debamos lijarla un poco retirando pequeñas imperfecciones que se puedan haber producido en manos anteriores. Si pintamos con color conseguiremos así que este se distribuya correctamente.

Debemos respetar los tiempos de secado que indique el fabricante, tanto si vamos a pintar más capas como si ya hemos terminado el trabajo. Si no lo hacemos, podemos estropear el trabajo que con esfuerzo hemos conseguido

 

El consejo dpintar-paredes-y-techosel manitas

Cuando tengamos que limpiar el rodillo quitaremos el exceso de pintura con una espátula antes de lavarlo. Lavaremos el rodillo con agua tibia y detergente, lo restregamos con las manos y lo enjuagamos hasta que el agua salga bien limpia.

Si tenemos pintura en la cubeta y vamos a seguir más tarde, la cubrimos con una toalla o un trapo grueso bien húmedo, de esta forma la pintura permanecerá perfectamente hasta que retomemos el trabajo. Lo mismo podemos hacer con el rodillo, envolviéndolo bien con una bolsa de plástico.

 

Algunos trucos  interesantes

1. Cómo eliminar olores al pintar una habitación.

  • Una forma de que desaparezca el olor a pintura es colocar un recipiente con agua y una cebolla dentro, verás cómo disminuye el olor o incluso desaparece. Si este truco no te gusta puedes probar a poner en cada rincón de la habitación un plato con un poco de leche o vinagre caliente, también atenúan y hacen desaparecer los olores. Además puedes hacer caramelo, chocolate o café en la cocina y trasladarlo a la habitación, este sustituirá el olor de la pintura.
  • Un truco que puedes utilizar mientras pintas: Mezcla dos cucharaditas de extracto de vainilla por cada litro de pintura y verás que sustituye el olor desagradable.
  • Un poco más radical pero efectivo, si el olor a pintura es muy fuerte, será colocar un cubo lleno de agua en el centro de la habitación y añadirle un chorro de amoniaco, acabará con el olor en 12 horas.


2. Como quitar manchas de pintura.

Es muy probable que al mínimo descuido manchemos el suelo, la ropa o un mueble, la pintura tiene estas cosas, así que voy a explicar algunos truquillos para quitar estas manchas que nos pueden arruinar el trabajo.

Según el tipo de pintura elegiremos el disolvente para retirarla. La pintura plástica, el látex y las pinturas acrílicas se quitan con agua, a poder ser tibia. Los barnices, esmaltes sintéticos o cualquier otra pintura que use aguarrás o disolventes podremos quitarla con alcohol o con disolvente universal nitro celulósico que no dañe las superficies ni el color.

  • Si estamos pintando paredes y la pintura se nos ha secado en un suelo duro como mármol, cerámica vitrificada o pavimento porcelánico, podemos humedecer el suelo para ablandar las gotas o la mancha y pasar un trapo con fuerza, si fuese necesario rasparíamos de forma suave con una espátula o un estropajo siempre asegurándonos de no rayar el material.
  • Si la mancha es en madera, evitaremos rascar, insistiremos con un trapo grueso o rasposo hasta quitar la pintura. Cuidado al usar disolventes porque podemos quitar el color de la madera.
  • Si queremos limpiar cristales, lo mejor es que usemos un rasca vidrios ya que este instrumento no raya y será más fácil que frotando con un trapo.
  • Si hemos manchado una tela la cosa se complica un poco. Si es plástica o al agua mantendremos húmeda la zona unas horas para que se re ablande la pintura, luego la frotamos con un trapo la zona hasta limpiarla. Si se puede, lavaremos después la prenda de forma habitual.
  • Si la mancha está en piel o en otra fibra animal, podemos utilizar acetona con mucho cuidado probando antes en un sitio escondido para asegurarnos que no dañaremos el color o los tejidos. Si la mancha se produce en una prenda muy delicada lo mejor será llevarla a una lavandería especializada y que profesionales lo hagan por nosotros, resultará más seguro.
Espero que te hayan servido de ayuda todos los consejos y trucos que abarca este post sobre cómo pintar la casa tú mismo. Si tienes alguna duda sobre cómo pintar las paredes o techos, preparar para pintar, elegir los mejores utensilios para cada caso o la pintura más adecuada, no dudes en comentarlo en este post y te responderemos con gusto. También puedes hacerlo a través de el Twitter de El Blog del Manitas @elalmacenshop

Te dejo este vídeo que resume gran parte de lo que hemos visto en el post y puede acabar de hacer que te animes a pintar tu casa tú mismo.

 

 

Nos vemos en las redes!